Nuestra mejor carta de presentación son los testimonios de nuestros huéspedes.

Quiero felicitaros por el perfecto servicio que ofrecéis en vuestra casa rural. Las habitaciones son muy luminosas y amplias. Su conjunto hace honores al nombre de la casona:
EL SILENCIO

Albert Moré y familia

Una casa muy bien acondicionada y  decorada con gusto. Un entorno magnífico, ideal para relajarse , su nombre “el silencio”  ya lo indica. Alrededor tiene  lugares de interés , que hace que sea un buen centro para hacer excursiones.

Carme Privat

Este verano tuvimos la gran suerte de pasar un fin de semana en la Casona del Silencio. Unos amigos nos la recomendaron, y lo cierto es que la casa es una maravilla. Antídoto perfecto contra el estrés, enseguida nos hicimos cómplices de un entono sano y apacible donde dejamos atrás los quebraderos del trabajo y el bullicio de la ciudad.

Especialmente quiero destacar la comodidad de la casa, espaciosa y sobretodo muy práctica, un pequeño palacio en medio de un pueblo encantador.

Silvia Mateu

La estancia en la Casona del Silencio ha sido fantástica.Es una casa muy bien equipada,con todo tipo de detalles y muy confortable. La situación de la casa es perfecta para hacer excursiones a Soria y a todos los pueblos de alrededor.Totalmente recomendada para los papis con niños, ya que pueden hacer excursiones en bicicleta, y para grupos de amigos que quieran pasar las veladas juntos.

Seguramente repetiremos estancia.
La propietaria muy amable. Estuvo atenta a todas nuestras necesidades y nos informó de los lugares interesantes para visitar y para gozar de la buena gastronomía soriana.
Estuvimos una semana. Nos quedaron ganas de estar más días.

Valoración:
Limpieza: 10/10
Trato de la propietaria: 10/10
Entorno: 10/10
Equipamiento: 10/10
Relación calidad/precio: 10/10

Francesc i Carme 

Hice una escapa de cuatro días a Soria y me alojé por primera vez en una “casa rural” de Canos, una pedanía de Aldehuela de Periáñez, bien comunicada y situada a unos 15 km. de la capital.

El edificio es una casa totalmente reformada con espacios comunes: (sala-comedor, cocina y sala de estar), y espacios propios (4 habitaciones). La decoración es sobria pero muy acertada, lo que hace que el ambiente sea cálido y agradable.

El trato de la propietaria fue muy bueno. Es un lugar para repetir.

Joan-Àlvar Fernández Claret